Sobre Sandra Burgos

Mi meta en la vida es la misma que la tuya: ser feliz. ¿Y cómo se hace eso? Pues hay muchas maneras (tantas como personas existen, han existido y existirán en el mundo). Lo que a mí me funciona es lo siguiente: trato de ayudar a otras personas a que consigan su propia felicidad. ¿Y esto me hace feliz? ¡Infinitamente!

Sé que la felicidad no depende del dinero, la belleza o los títulos académicos. Depende del esfuerzo, la determinación, el trabajo significativo y la firme decisión de ser feliz pase lo que pase.

Yo nací siendo una emprendedora. Cuando tenía 4 años monté mi consulta espiritual detrás de un biombo en el bar de mi abuela. Allí daba consejos de vida a los clientes y les vendía piedras y amuletos. Por la misma época empecé a dar espectáculos de danza improvisada para amenizar el ambiente del bar (y llenar la hucha de propinas) y vendía manteles de papel a quienes supieran apreciar el arte de mi trabajo ;P

Con unos 8 años decidí hacer una recolecta de objetos a los que nadie hacía caso y salir a venderlos por el vecindario. Estaba dispuesta a dar una segunda vida a todo aquello… ¡y lo hice!

El resto de mi infancia y adolescencia emprendí varias iniciativas de venta a domicilio (croissants recién hechos los sábados por la mañana, rosquillas, flores de Pascua…).

Con 18 años colgué en diferentes portales de mi pueblo carteles ofreciendo clases de inglés personalizadas… ¡y desde entonces hasta los 24 años tuve un montón de alumnas y alumnos de edades muy diferentes!

A la edad de 24 empecé a trabajar en la Universidad de Santiago de Compostela como investigadora, y sólo pasaron dos años hasta que mi espíritu emprendedor volvió a reclamar mi atención para crear 30K Coaching, el que sería el proyecto que mayor satisfacción me aportaría y que hoy te ha traído a ti a estar leyendo mi historia.

Como te puedes imaginar, siempre tuve claro que para que una persona haga realidad sus sueños lo único que tiene que hacer es tomar la decisión e ir a por ello a pesar del miedo y la inseguridad.

Sé que no todo el mundo tiene esta inquietud natural para emprender sus ideas y llevar a cabo sus objetivos. Todas las personas tienen ideas fantásticas que transformarían su vida, pero muchas las dejan pasar, las infravaloran o se infravaloran a sí mismas y las olvidan; y esto lo hacen repetidas veces a lo largo de los años, desperdiciando así múltiples oportunidades para tener una vida increíble.

Y aquí es donde yo intervengo. Porque conozco la fórmula natural y sé cómo cambia la vida de las personas. Quiero que tengas la vida más feliz que puedas tener y que la lideres y la rediseñes a tu gusto… ¡porque no vas a tener otra!

Me defino como una entusiasta, como una generadora de felicidad, porque ese es el objetivo transversal a todo lo que hago: dejar este mundo un poquito mejor de como me lo encontré, con personas más felices y autorrealizadas, personas que creen en sí mismas y que, de este modo, ponen a la vez su grano de arena para hacer del mundo un paraíso.

Yo creo en el poder de un proyecto bien planteado y de una decisión firme y creo en la bondad de las personas. Estoy segura de que todo es posible y de que cada ser vivo merece ser respetado y amado. Creo que estos 30.000 días (una vida media) que tenemos son, de hecho, lo único que llegaremos a tener, y creo que al final todo tiende al equilibrio y que, por lo tanto, debemos hacer cuanto esté en nuestras manos por tener una vida plena, equilibrada y feliz.

Quiero invitarte a que construyas tu vida exactamente como la deseas; a que pienses también en ti y a que dejes una huella de luz en el mundo que diga “Estuvo aquí, y fue increíble”.

BIOGRAFÍA

  • Sandra Burgos se diplomó en Educación Social en el año 2008, donde aprendió todo lo necesario para diseñar e implementar proyectos de forma eficaz. Se licenció en Pedagogía dos años más tarde, con la especialidad de Pedagogía Social y Laboral.
  • Posteriormente realizó un Master en Procesos de Formación, a través del cual se introdujo en el mundo de la gestión de recursos humanos y el coaching.
  • Comenzó su tesis doctoral en el año 2011, sobre mujer y liderazgo.
  • Participó en diversas investigaciones, publicaciones científicas y comunicaciones en el ámbito de los estudios feministas por un lado y el liderazgo por otro.
  • Se formó como Coach Personal durante los primeros años de su tesis doctoral y se sometió ella misma a un proceso de coaching con una coach veterana. Renunció a obtener una certificación de los organismos acreditadores de coaching, pues se trata de procesos con un coste económico elitista que refuerzan los obstáculos a los que a menudo se ven enfrentadas personas muy talentosas con escasos recursos económicos. Sandra cree en que la potenciación de los talentos personales debe estar al alcance de todos los seres humanos.
  • Actualmente, trabaja como docente e investigadora universitaria, ocupación que compatibiliza con el proyecto de su vida: 30K Coaching, donde tiene la oportunidad de dar una transferencia real a todo el conocimiento científico existente sobre liderazgo, inteligencia emocional y proyectos de vida.