• Síguenos en nuestras redes sociales

Los 3 Elementos Del Rapport Para Conectar Con Otra Persona

30 May, 2019

Los 3 Elementos Del Rapport Para Conectar Con Otra Persona

¡Hola! Yo soy Sandra Burgos y esto es 30K Coaching. Hoy te traigo un nuevo microentrenamiento de coaching con PNL, concretamente, sobre el rapport.

Si te gusta trabajar en tener cada día una vida un poquito más plena, suscríbete a este canal. Aceleraremos el proceso de crecimiento.

La fuente

El coach y experto en PNL Xavier Florensa habla en profundidad del rapport en el capítulo 5 de la famosa obra PNL y Coaching, de Vicens Olivé. Te dejaré el enlace al libro en la caja de información.

Los 3 aspectos esenciales del rapport

Hoy voy a compartir contigo los que, para Florensa, son los 3 aspectos esenciales del rapport. El rapport es, básicamente, la sintonía que se genera entre las personas cuando conectan de verdad. Estos 3 elementos son especialmente útiles durante un proceso de coaching. Aunque también en cualquier situación en que alguien nos cuenta su situación para la cual busca una solución o una mejora.

La recapitulación

El primer elemento es la recapitulación. Cuando escuchamos a alguien y hacemos pequeños resúmenes de lo que va diciendo, nos aseguramos de que entendemos exactamente lo que la persona nos dice y, además, hacemos que la persona se sienta escuchada y comprendida. Es un ingrediente más para mejorar el arte de la escucha.

La calibración y agudeza sensorial

El segundo elemento es la calibración y la agudeza visual. Calibrar a las personas es observar muy atentamente su expresión no verbal, los gestos de sus manos, las expresiones de su cara, la posición corporal, la respiración, el color de la piel, la posición de los ojos y cualquier otro detalle que nos llame la atención. A través de la observación, desarrollamos nuestra agudeza sensorial, entendemos mejor a las personas y nos damos cuenta de qué les está pasando más allá de sus palabras.

Las posiciones perceptivas

Y el tercer elemento son las posiciones perceptivas. Para una escucha de calidad en los procesos de PNL y Coaching, es útil saber estar con la otra persona y con uno mismo como coach, con la relación entre coach y coachee y con el entorno de la persona. Para ello podemos establecer un paralelismo con las cuatro posiciones perceptivas de las que habla la Programación Neurolingüística. Y también utilizar esas cuatro formas de escucha con la intención de ampliar nuestro campo de visión y comprensión para acompañar con más efectividad.

Vamos a ver de forma resumida de qué trata cada una de estas posiciones perceptivas…

Primera posición

La primera posición es mirar o revisar un momento concreto de tu vida desde un único punto de vista. En el caso de la escucha, es escucharme a mí mientras la otra persona cuenta su situación, sin dejar de escucharla para no perder el hilo de la historia. Al principio y como práctica es un buen ejercicio darse cuenta de lo que uno hace, siente y piensa mientras escucha para tener consciencia de ello: Tal vez estoy juzgando, interpretando, aceptando… ¿Cómo me siento escuchando? ¿Qué emoción hay en mí? Y a partir de ahí, ¿qué hago? ¿Recapitulo? ¿Lanzo una pregunta informativa o desafiante?

Estar en primera posición implica atender al propio estado interno mientras escuchamos a la otra persona. Eso nos da una valiosa información para saber hacia dónde dirigirnos en el acompañamiento de la persona que nos habla.

Segunda posición

La segunda posición es ponernos en la piel del otro: ¿Cómo es una situación determinada vivida desde dentro de la otra persona? En el caso de la escucha es poner toda nuestra atención en la otra persona y además hacer el ejercicio mental de situarnos dentro de ella para, intuitivamente, experimentar qué siente más allá de lo que nos está diciendo. Es abrirnos a la intuición. ¿Qué pasa si me pongo en su piel?

A menudo siento corporalmente sensaciones que coinciden con las de la otra persona, que me dan información más cercana a su realidad que a la mía, cosa que me ayuda a no poner mi mapa en lo que me está contando el cliente. Y también a poder reforzar el rapport si es lo que quiero en ese momento. Por ejemplo, acercarme a la tensión de la otra persona me ayuda a acompañar y entender mejor lo que le pasa.

Tercera posición

La tercera posición es observar una escena de la que soy protagonista con otra persona desde un punto de vista externo, como si fuera un observador de lo que está ocurriendo entre yo y otra u otras personas. En el caso de la escucha, es salir mentalmente de la conversación y mirar desde fuera qué está pasando entre ambas personas. ¿Qué veo desde esa posición? ¿Qué está pasando? Y ¿qué siento desde esa visión desapegada y neutra?

Es otro punto de vista muy útil para ti, otra fuente de información que puede ayudar a ver el camino que más va a ayudar a la otra persona. También nos puede dar información para ver si vamos por el camino más adecuado o estamos dando vueltas sin rumbo… O si le estamos “comprando la historia” al cliente, situación en la cual nos va a ser difícil aportar nuevas visiones y experiencias.

Cuarta posición

La cuarta posición consiste en mirar el sistema de la otra persona. Si alguien me habla de trabajo, puedo imaginarme lo que me está contando (por ejemplo, la persona hablando con sus compañeros de departamento). Y así puede aparecerme alguna imagen o sensación que una vez más me sirva para tener más puntos de vista e intentar leer más allá de lo que escucho. Aquí también es útil imaginar cómo afectarán en la vida del cliente los resultados que busca o la consecución de su objetivo.

Con un poco de práctica, podemos utilizar estas cuatro posiciones de una forma rápida y sin movernos de la silla ni perder el hilo de lo que nos están diciendo. Son formas muy útiles de escuchar, que a veces usamos inconscientemente en nuestra vida cotidiana, pero utilizadas ahora conscientemente con la intención de comprender, acompañar y conectar.

Comenta…

Bueno, ¿qué te ha parecido? Parece una cosa muy compleja, pero de verdad… es una simple cuestión de práctica. Llegar a conectar con otra persona a este nivel abre puertas importantes en la relación. Además posibilita que tengamos alguna opción de acompañar a esa persona hacia el cambio que necesita.

Pásate ahora por la sección de comentarios y cuéntame en qué situación querrías tú generar rapport con otra persona. ¿Eres coach y buscas mejorar este aspecto en tus procesos de coaching? ¿O vas a utilizarlo informalmente con tus personas cercanas? Estoy deseando leer tu comentario.

Si te ha gustado este vídeo, haz click en “me gusta” y compártelo en tus redes sociales. Y si quieres recibir más entrenamientos como este, cada martes, en tu correo electrónico, suscríbete gratis al boletín semanal 30K en http://www.30kcoaching.com/lista

Tienes a tu alcance mucho más de lo necesario para ser feliz. ¡La decisión es tuya!

Opt In Image
Suscríbete a nuestro boletín gratuito

Nos comprometemos a desafiarte cada martes, a impulsar tu crecimiento y a hacer de tu éxito nuestro objetivo. Quédate a comprobarlo...

Photo

Sandra Burgos

Formación universitaria de base de tipo pedagógico (Diplomatura en Educación Social y Licenciatura enPedagogía); formación de postgrado en materia de educación, coaching y orientación (Master en Procesos de Form...

Publicar una respuesta

*


X
- Enter Your Location -
- or -